top of page
banner 1chico.png
banner 1.png

EN QUIEN TIENES QUE CONVERTIRTE PARA GANAR

“Solo atraigo relaciones tóxicas, mi última 'pareja es igual que la anterior, y la anterior, al principio parecen prometer algo nuevo, pero al final, tras la máscara es más de lo mismo. Da igual donde busqué, las personas que se interesan por mí no me conviene, ¿Cómo debo hacerlo para establecer una relación de pareja sana?”


Tu amiga expresaba su pensamiento con preocupación a lo que tú respondiste con sinceridad. “¿Has pensado en quién tienes que convertirte tú para atraer al tipo de personas que quieres?” Y eso hizo el silencio entre las dos. En quién debes convertirte tú. Ya no se trata de salir a buscar ahí afuera, no se trata del cebo que utilices, ni del lugar, sino más bien de quién debes ser tú.


Expresado de otra manera, mientras sigas siendo la misma vieja persona seguirás atrayendo más de lo mismo y repetirás el ciclo sin cesar.


Tal vez te convenga utilizar el mismo enfoque como trader. Quieres resultados extraordinarios, pero ¿estás dispuesto a convertirte en alguien extraordinario? Quieres resultados consistentes, pero ¿pagarás el precio de ser tú alguien consistente?


Consistente en su forma de trabajar, consistente en sus ideas, consistente en sus procesos ¿o seguirás siendo la misma persona que improvisa y por arte de magia la consistencia aparecerá en ti? ¿Seguirás siendo la misma persona mediocre que logrará resultados extraordinarios o primero te convertirás tú en una persona extraordinaria?


En alguien fuera de lo normal, en alguien que es capaz de hacer lo que los demás no.


Mientras los demás se van de juerga tu estudias tus gráficos con esfuerzo, cuando los demás se distraen tu mantienes tu foco en tu objetivo, cuando los demás se toman tiempo libre tu sigues trabajando, cuando los demás se acuestan con sus parejas, bueno, tú también te acuestas, pero te esfuerzas más.


¿Tienes esta actitud?


El trading abre la puerta a todos pero no es para todos. Hay que pagar un precio muy alto en dedicación, en tiempo, en energía, y hay que estar dispuesto a transformarse. Dejar de ser quien era cuando comenzó para convertirse en quién uno debe ser. Sin ese cambio las probabilidades de sostener tus resultados a lo largo del tiempo van en tu contra.


No se trata tanto de qué sistema tengo que aprender, qué debo saber, qué mercado operó, como de ¿en quién debo transformarme? ¿Quién debería ser yo para poder lograr lo que digo que es importante para mi? Si me fuese dado lograrlo bajo mi misma identidad ya lo habría conseguido!!! ¿Quién si es capaz de mantenerse disciplinado? ¿Quién sí es capaz de hacer lo que debe ser hecho, de dejar a un lado la improvisación, los cambios, el trading emocional? ¿Quién es capaz de analizar de forma sistemática cada día y todos los días? ¿Quién es capaz de recopilar datos de forma efectiva, de trabajar con esos datos y sacar conclusiones de valor, de identificar sus puntos débiles y superarlos? ¿Quién? ¿Por qué? el tú que colapsa ahora no es capaz de hacerlo, no es capaz de aguantar una posición hasta su objetivo de salida, no es capaz de apretar el gatillo sin dudar, no es capaz de aguardar a una configuración ideal sin improvisar, no aguanta la idea de perder una oportunidad, de quedar fuera de un movimiento del mercado.


El tú que has traído hasta aquí no es el tú que necesitas para llegar allá, ¿me entiendes?

No es que debas saber algo que no sabes, ni operar un sistema que no conoces, ni estar en un mercado determinado, es que el tú que debe hacer todo eso es de una naturaleza distinta al tú que estás colapsando ahora. Pregúntate pués ¿en quién debes transformarte para ser capaz de lograr lo que es importante para ti?

Se trata de tu identidad, se trata de realizar un cambio profundo y total.

Realiza el hecho de que no lograrás ser consistente si no eres consistente, de que no lograrás ser disciplinado si no lo eres, que no conseguirás la excelencia si no te conviertes tú mismo en alguien excelente. Y si lo ves, si lo detienes, levántate y cambia. Deja atrás tu vieja versión y comienza a ser la que necesitas ser.


¿Te falta confianza? Desarróllala.

¿Te falta valor? Consíguelo.

¿Te falta persistencia? Conviértete en alguien persistente.

En alguien disciplinado, excepcional, metódico, detallista, lo que sea que necesites. Debes ser eso. Debes vivir eso. Debes dejar atrás el viejo caparazón de cangrejo, para habitar en uno más adecuado.

Tu amiga expresaba su pensamiento con preocupación y tu viste cabalmente que no se trataba de qué ropa vistiera, de qué lugares frecuentaba, o de qué aplicaciones de citas on-line utilizase. Si quieres atraer un ángel a tu vida debes crear el cielo en la tierra, si tu vida es un infierno comprender qué es lo que atraerás.


En quién debe convertirse tu amiga para atraer el tipo de personas con las que establecer una relación sana, y en quién debes convertirte tú para atraer el tipo de resultados que te interesan en los mercados, y en las otras áreas de tu vida.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
banner 3.png
160 x 600_ES.png
bottom of page